Googleando en China


Todo el mundo sabe que en China no hay libertades, todo el mundo sabe que los chinos de la calle están sometidos a una férrea censura  (la pregunta de si acaso ésto no ocurre también en EEUU o mismamente en España  daría para mucho que hablar, mejor dejémoslo) que les impide acceder a información para nosotros básica, en TV, Internet, radios, etc. Los medios de comunicación convencionales son extremadamente fáciles de controlar, y ni siquiera tienes que ser un gobierno autoritario para conseguirlo. El caso de Internet es el más delicado, puesto que, por su propia estructura, es difícil de controlar lo que se puede o no se puede ver, oír e incluso divulgar por la Red. Pero cuando tienes un ejército de miles de funcionarios (la cifra más extendida y usada es 30000, pero me pregunto si se puede llegar a saber con exactitud la cifra real) dedicados a ello, es un poco más sencillo. Si además las grandes empresas occidentales encargadas de difundir, ordenar, catalogar la información, en fin de  “gestionar” la web, deciden colaborar contigo a cambio de un jugoso mercado de 1400 millones de usuarios potenciales, la cosa se convierte en pan comido.

En China, el Gobierno Comunista (me pregunto qué siginifica ser comunista en 2011, acepto respuestas y comentarios para ayudarme a entender este concepto hoy en día) se ha convertido en un mago, ha realizado el truco más difícil del mundo como es que cientos de millones de personas ignoren cosas que, para otros miles de millones de personas del mundo globalizado de más allá de sus fronteras, son tan comunes como el símbolo de la Coca-Cola. Y no me refiero a que no puedan usar Facebook, o ver vídeos en Youtube. Eso es grave, pero digamos que se puede vivir sin ello. Pero que en China, en Pekín, una generación entera, o quizá ya dos, no sepan qué es esto:

Hace poco ví el reportaje The Tank Man (2006) y en un momento del mismo, cinco jóvenes de la nueva clase media-alta china recibían una copia en papel de la famosa instantánea. Las caras que poníian eran un poema, mezcla de extrañeza y pasividad. No tenían ni idea de lo que tenían entre las manos, eso por supuesto, pero es que ni siquiera uno de ellos identificaba la foto y la asociaba, al menos,  con la versión oficial del gobierno chino (unos alborotadores capitalistas que quisieron desestabilizar el sistema) sobre lo que pasó en aquél Junio de 1989. Aquéllo, simplemente, no existía para ellos. Las imágenes que el mundo entero contempló del centro de Pekín (la ciudad donde esos jóvenes viven, estudian y se emborrachan) tomado por los tanques del “Ejército de Liberación Popular” son, para esta gente, como Frodo y el Anillo, si ustedes me entienden. Por supuesto, si sus respectivos padres saben algo del tema, nunca se lo contarán, no merece la pena perturber el opulento nivel de vida del que disfrutan con información incómoda e insustancial. Si esto sucede entre los privilegiados pekineses, mejor no hablar de lo que puedan saber campesinos, agricultores y la gente del campo en general.

Tras esto, decidí yo mismo hacer la prueba a ver qué podía encontrar un chino medio en Internet sobre el tema. Pues bien, un simple turista en China, que desee buscar información y opte por teclear un término tan, en apariencia, inocente, como “Tiananmen Square” en Google, se encuentra con esto:

ES decir, directamente Google te hace creer que hay un error en la búsqueda, o en la conexión o…vete tú a saber, peor el caso es darle una apariencia “normal” a la censura.

Si utilizas un ordenador con los medios estándar para “saltarse” el Gran Firewall Chino, lo que otienes es esto:

Es decir, una serie de resultados como los que obtendrías desde cualquier lugar que no fuera China, con múltiples enlaces a la foto del hombre de blanco y negro con las bolsas parando los tanques.

Y lo más extraño para mí, que me hace preguntarme si las empresas en sí tienen algo que ver, por su colaboración con el régimen chino, es que si, en lugar de utilizar Google, utilizamos Bing, los resultados son éstas, incluso de desde un ordenador “sometido” a la censura:

Se puede ver que ya en la primera página de resultados, aparece la famosa imagen. ¿Es que Microsoft tiene otro tipo de acuerdos con los comunistas chinos? ¿No han aceptado someter los resultados de su motor de búsqueda a la arbitrariedad de los censores chinos? ¿Han consegudi de alguna manera saltárse las medidas represivas? Ni idea, pero que conste que esto no quiere decir que yo use Bing, ni que recomiende utilizarlo. Aunque si fuera verdad que gracias a él consigues más acceso a la información en China, ¿porqué no?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en China, Sin categoría y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s