Rumania a primera vista


Como todo parece indicar que tiempo tendre, en el futuro, de escribir y comentar sobre este pais , esta entrada solo sera el registro escrito de la sensacion que nos dejo Rumania en la breve visita que realizamos recientemente. Sera incluso interesante y esclarecedor leerla en unos meses para ver si la primera impresion aqui plasmada se corresponde con la realidad del pais.
 
Evidentemente, Rumania ya no es aquel pais que nos describio, camino de los sanfermines de 2004, una camarera rumana en Cariñena. Del "con 30 euros cierras un bar" con el que nos dejo boquiabiertos aquel dia, se ha pasado a que Radu Stoica, el hombre que nos alquilaba un Logan durante los cinco dias de estancia, nos cobrase 40 euros (asi, en euros, nada de leis…) como tasas extra por recoger el coche "fuera de horario". Nuestro encuentro con la realidad economica rumana no podia haber sido mas brusco y sorprendente. No fue menos brutal la constatacion de la caotica y monstruosa urbe que es Bucarest. Un trafico endiablado, una extraña mezcla de erredoces marca Dacia, taxis Logan, Bentleys, Q7s, Cayenne, y gigantescos camiones todos juntos y atascados en calles mal iluminadas, hicieron algo mas entretenido el camino a casa de Gabi, en el fucking centre de la capital. El contraste entre la miseria y la opulencia estaba presente en todo momento, incluso en el apartamento de nuestro colega, compartido con un simpatica francesa nacida en Paris, residente en Marsella, de origenes bretones y vietnamitas. En el exterior, la fachada sucia, vieja, con aspecto destartalado, como todos los edificios colindantes. Una vez atravesado el umbral del piso, la modernidad y el comfort de un apartamento recien reformado en, por ejemplo, la Gran Via madrileña.
 
Los precios europeos estan por doquier, si bien todavia es posible encontrar, aunque quiza no en la capital, un circuito barato en el que moverte, comer, viajar, e incluso pagar multas. Por cuanto te sale en España un adelantamiento quintuple cruzando una doble linea continua y darse a la fuga de los agentes que te indican parar?… Al parecer en Rumania las cosas se pueden arreglar hablando, con buena voluntad y 40 leis (poco mas de 11€).
 
Interesante para nuestro modo de viajar son los precios de los hostels. Como hemos podido constatar ya en varias ocasiones, los albergues juveniles de Europa Occidental deberian "mirar al Este" en cuanto a precios, amabilidad, comodidad y servicios. Ademas en uno de ellos, en Brasov, conocimos a dos trotamundos españoles con los que compartimos viaje y experiencias (bueno, en esto ellos nos ganaban por goleada…) camino de Sighisoara (ciudad natal de Dracula, del verdadero Vlad Tepes), donde nos separamos. Para ellos, supongo, fue una anecdota mas de las miles que viviran hasta que lleguen a China. Suerte!!
 
Si este verano visitamos Berlin en 2 dias ( y nos sobro 1) y vimos otras tantas ciudades europeas en tiempos record, Rumania no iba a ser menos. En cuatro dias disfrutamos, festejamos, comimos, bebimos y turisteamos por Brasov, Sinaia, Sibiu, Sighisoara, Constanza y Bucarest. Excepto Sibiu, Capital Europea de la Cultura 2007, que se nota que ha recibido un lavado de cara con tal motivo, el resto de ciudades, pueblos y monumentos respiran decadencia por doquier. Como si bajo esa patina de olvido y suciedad se escondiera un pasado glorioso que los ultimos años del comunismo y sobre todo la locura y desvario de Ceaucescu se encargaron de arruinar. Si es verdad que Bucarest era conocida como La "Paris del Este" -¿no sera solo cosa del turismo contemporaneo, al igual que todas las "venecias del norte" que te puedes encontrar por Europa?- y que Constanza era visitada por gentes apasionadas del mundo antiguo, que llegaban alli tras las huellas de Ovidio buscando los restos de la antigua Tomis de Escitia, todo eso no se intuye hoy en dia mas que haciendo un verdadero esfuerzo por apartar de la vista primero los edficios caidos, las calles sucias, los miles de cables en milagroso equilibrio entre postes de manera, y la gente. La gente que, si bien no la mayoria, peor os que te encuentras se te quedan grabados, te encuentras con sus pañuelos en la cabeza, sus pintas desastradas y esa moda de ir con chanclas y calcetines incluso aunque haga un frio de mil demonios!!!
 
Sin embargo hay sintomas de cambio. Cambios, ademas, que se estan sucediendo muy rapido. Tras casi veinte años de abandono, los europeos hemos vuelto la vista al Este, y ahora le ha llegado el turno a Rumania, y aunque hay mucho por hacer, en los proximos años es previsible que el pais sufra una importante transformacion. Esperemos que para mejor.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s